10 cosas que hacer cuando tu novio está en línea y no te habla

En ocasiones incluimos productos que creemos son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los links de esta página, podríamos ganar una pequeña comisión. Lee nuestra política de afiliados.

Si estás leyendo esto, es probable que estés sintiendo algunas inseguridades con tu novio. ¿Lo ves siempre está en línea pero muchas veces no te habla?

Esta situación, lejos de ser una trivialidad digital, puede convertirse en un disparador de ansiedad y malentendidos. Así que tranquila que no estás loca. 

Pero antes de caer en la espiral de suposiciones, considera esto: ¿Qué si esta fuera una oportunidad para redescubrir tu individualidad y reforzar la confianza en tu relación? O quizás, este sea el momento perfecto para reflexionar sobre la comunicación con tu novio y cómo gestionar el espacio personal en el mundo virtual.

La primera vez que yo experimenté esto  fue con mi novio de la universidad, parecía estar siempre en línea pero nunca tenía tiempo para responder a mis mensajes.

Intenté ser comprensiva, buscar soluciones e incluso hacer como si nada; pero nada funcionó.

Finalmente, tuve que replantearme la situación.

Lidiar con alguien que siempre está en línea pero nunca te habla puede ser agotador, pero existen maneras más inteligentes de manejarlo. Aquí te presento diez consejos que desearía haber recibido antes.

1) No te tomes las cosas de forma personal

tu novio está en línea y no te habla

Gran sabiduría que he descubierto en el libro: Los 4 acuerdos toltecas, que si no lo has leído te lo recomiendo mucho.

A veces, olvidamos que cada persona tiene su propia vida, incluso cuando están en una relación.

Tu novio podría estar ocupado con el trabajo, con amigos o simplemente disfrutando de un momento a solas.

Es fácil sentirse ignorada y dejada de lado cuando ves que tu novio está en línea o lo que es peor si te escribe y después no te contesta. Sin embargo, es importante no tomar esto como algo personal o como una señal de que algo anda mal en la relación.

En lugar de sumergirte en pensamientos negativos y suposiciones, trata de entender que él también tiene derecho a su tiempo.

Al final del día, todos necesitamos nuestro espacio para respirar y recargar energías.

Esto no significa que debas ignorar completamente tus sentimientos. Si realmente te molesta y te preocupa, es importante hablarlo con él en un momento adecuado.

Pero antes de saltar a conclusiones, es posible que simplemente necesite un poco de tiempo para sí mismo.

2) No le bombardees con mensajes

Sé que tal vez la ansiedad e inclusive la rabia te consuman, pero una de las peores cosas que puedes hacer cuando tu novio está en línea y no te habla, es bombardearlo con mensajes.

Es comprensible que te sientas tentada a enviarle un montón de mensajes preguntándole por qué no te habla o expresando cuánto te incomoda su silencio.

Pero detente.

Esto a menudo puede empeorar las cosas.

Los mensajes constantes pueden hacerle sentir presionado y resultar abrumadores. Esto puede llevarlo a alejarse aún más en lugar de acercarse a ti.

En lugar de inundarlo con mensajes, trata de mantener la calma y darte un respiro.

Usa este tiempo para hacer algo que disfrutes o para concentrarte en otras áreas de tu vida, en lugar de intentar forzar una respuesta con una avalancha de mensajes.

3) Enfócate en tu propia vida

Es fácil caer en la trampa de obsesionarse con lo que hace tu pareja a cada minuto, especialmente cuando notas que está en línea y no te habla.

Sin embargo, lo que tienes que entender es que tú también tienes tu propia vida para vivir y disfrutar.

En lugar de estar preocupada por lo que tu novio está haciendo o dejando de hacer en las redes sociales, enfoca esa energía hacia actividades que te gusten y te hagan feliz.

Ya sea leer un libro, hacer ejercicio, aprender algo nuevo o pasar tiempo con amigos, hay muchas maneras de disfrutar tu tiempo.

Centrarte en ti misma no solo te proporcionará una distracción saludable, sino que también te ayudará a mantener una perspectiva equilibrada sobre la relación.

Recuerda, no estás definida por lo que tu novio hace o no hace.

Además, tener tus propios intereses y un sentido de independencia puede fortalecer tu relación. Puede resultarle atractivo a tu novio ver que eres capaz de disfrutar la vida por tu cuenta y que no dependes de él para ser feliz.

4) Aprende el arte de la paciencia

La paciencia es una virtud, y esto es especialmente cierto en las relaciones amorosas.

Cuando tu novio está en línea y no te habla, puede ser tentador dejarse llevar por la frustración y la ansiedad. Sin embargo, aprender a ser paciente puede cambiar la dinámica de manera radical.

Un hecho interesante es que la mayoría de las veces, las personas responden a los mensajes cuando están listas y no necesariamente cuando estamos listas para recibir una respuesta.

Esto puede ser difícil de aceptar, especialmente en la era digital en la que estamos acostumbrados a respuestas instantáneas.

Pero aquí está la clave: La paciencia no sólo se trata de esperar.

También se trata de mantener una actitud positiva mientras esperas.

En lugar de dejar que la espera te haga sentir insegura o molesta, intenta verla como una oportunidad para practicar la calma y el autocontrol.

Lo cierto es que todos tenemos ritmos diferentes y eso está bien.

Aprender a ser paciente no solo te beneficiará en tu relación, sino también en muchos otros aspectos de tu vida.

5) No temas la confrontación

Si eres como yo, puedes pensar que la confrontación es algo que hay que evitar a toda costa.

A nadie le gusta ponerse en una posición vulnerable o ser quién provoca un conflicto.

Pero, a veces es necesario para mantener una buena comunicación abierta y saludable en una relación.

Si tu novio está constantemente en línea y no te habla, y esto te está afectando emocionalmente, es importante que encares el problema de frente con él.

No se trata de iniciar una pelea, sino de expresar tus sentimientos y preocupaciones de manera honesta.

Puedes decir algo como: “Noté que a menudo estás en línea pero no me envías mensajes. Me hace sentir ignorada y me gustaría entender si hay algo detrás de esto”.

Es fundamental ser clara sobre cómo te sientes, pero también estar abierta a escuchar su perspectiva.

Puede que haya una razón válida o puede que ni siquiera se haya dado cuenta de cómo te afecta.

6) Evita las suposiciones y los juicios adelantados

Cuando tu novio está en línea y no te habla, puede ser fácil dejarse llevar por suposiciones e imaginar miles de cosas irreales.

Podrías comenzar a pensar que ya no le interesas, que está enojado contigo, o incluso que tiene a alguien más.

Sin embargo, este tipo de pensamiento por lo general solo conduce a la ansiedad y no es útil.

No puedes leer la mente de tu novio y no sabes con certeza por qué no te está hablando. Así que detén el circulo vicioso mental por tu propio bien.

Intenta darle el beneficio de la duda. Puede haber una explicación completamente inocente para su comportamiento.

Por ejemplo, podría estar ocupado con el trabajo, atravesando un momento personal difícil o simplemente necesitando un poco de tiempo para sí mismo.

No asumas lo peor sin tener todos los hechos.

7) Cuida de tu autoestima

Tu autoestima es preciosa y es tu responsabilidad protegerla.

Cuando tu novio está en línea y no te habla, puede ser fácil sentirte menos valiosa o querida.

Pero tu valor no depende de cuánto tiempo pasa tu pareja hablándote o cuántas veces te envía mensajes.

Es importante que te des cuenta de que eres una persona increíble con o sin la validación de tu novio.

Tu autoestima debe venir de tu interior y no debería estar atada a las acciones de otra persona.

Puede ser útil recordarte a ti misma de tus logros, características únicas y todo lo que te hace especial. Haz cosas que te hagan sentir bien contigo misma y refuercen tu autoestima.

Si bien es natural querer atención y afecto de tu pareja, tu autoestima y felicidad nunca deberían depender exclusivamente de él. Eres increíble tal como eres, y mereces ser tratada con amor y respeto.

Suscríbete para recibir más contenido como este por correo electrónico

Te enviaremos nuestros últimos artículos por correo electrónico. Puedes darte de baja fácilmente en cualquier momento.

About The Author