¿Cómo superar el miedo al compromiso? 7 consejos sensatos

En ocasiones incluimos productos que creemos son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los links de esta página, podríamos ganar una pequeña comisión.

Todos tenemos nuestras propias cargas emocionales, y a veces esas cargas se transforman en miedos que preferiríamos no tener que enfrentar. Pero estoy aquí para decirte que es posible superar el miedo al compromiso y que puedes experimentar otro nivel de satisfacción en tus relaciones si lo haces. 

Tal vez te encuentres repasando relaciones pasadas y buscando entender por qué ninguna de ellas llegó a buen puerto.

Podrías preguntarte si lo que experimentas es normal o no, lo sé porque lo he experimentado yo misma por mucho tiempo.

Después de muchos años de trabajo propio y gran cantidad de sesiones de terapia, he reunido una lista con los que en mi experiencia, han sido los mejores 7 consejos. Estoy segura que podrán ayudarte a superar este miedo.

Entiende la raíz de tu miedo

como superar el miedo al compromiso

Antes de que puedas comenzar a superar cualquier miedo, primero debes entender de dónde viene.

El miedo al compromiso no es una excepción. Puede ser el resultado de experiencias pasadas negativas, traumas o incluso patrones de comportamiento aprendidos en tu infancia. Y podría sorprenderte saber que lo experimentan tanto hombres como mujeres.

Al comprender la raíz de tu miedo, puedes empezar a desentrañar las emociones y pensamientos que lo alimentan. Recién ahí podrás comenzar un proceso de desaprender y re-programar para entender que no hay nada malo en entregarse a otra persona que amamos.

Este proceso puede implicar reflexionar sobre tus relaciones pasadas, tu infancia y cualquier evento significativo que pueda haber contribuido a este miedo.

A ser un viaje tan personal no hay un camino correcto o incorrecto. Lo importante es que estés dispuesto a enfrentarte a esos miedos y trabajar para superarlos.

Comprende cual es el verdadero valor de un compromiso

A veces, el miedo al compromiso se debe en una percepción errónea de lo que significa realmente comprometerse.

El compromiso no significa perder tu identidad o libertad, al contrario, puede ayudarte a construir una vida más rica y plena.

Pero eso no es todo.

Tener a alguien a tu lado que te apoye en los momentos difíciles y celebre contigo en los buenos puede ser increíblemente gratificante.

Y sí, también implica trabajo, esfuerzo y sacrificio, pero las mejores cosas de la vida suelen requerirlo.

Cambiar la forma en que ves el compromiso y apreciar su valor puede aliviar tus miedos.

Es un cambio de mentalidad que podría cambiar tu vida.

No se trata de convencerte a ti mism0 de algo que no sientes, sino de abrirte a la posibilidad de lo bueno que podría ser un compromiso en tu vida.

Enfrenta tus miedos directamente

En mi propia experiencia, he descubierto que uno de los métodos más efectivos para superar un miedo es enfrentarlo directamente.

Lo cierto es que más allá del miedo que se trate, enfrentarlos siempre me trajo enormes satisfacciones y crecimiento. 

Cuando me di cuenta que mis relaciones fracasaban porque en realidad tenía miedo al compromiso, decidí que no podía permitir que eso dictara mi vida y mis relaciones. No podía seguir huyendo cada vez que temía perder mi libertad o salir lastimada. 

Así que decidí enfrentarlo directamente. Eso significó abrirme a las posibilidades de una relación seria, a mostrarme vulnerable, a expresar lo que sentía honestamente. 

Aunque al principio fue bastante incómodo, hasta diría aterrador, con el tiempo me di cuenta de que al final no era tan terrible como pensaba.

Pude entender que mi miedo al compromiso se basaba más en mis propias inseguridades y mucho menos en la realidad del compromiso en sí.

Esto no significa que todos mis miedos desaparecieron de la noche a la mañana, pero sí significa que pude comenzar a trabajar en ellos en lugar de dejarlos en el control de mi vida.

Busca el equilibrio entre independencia y compromiso

En general, uno de los mayores miedos al compromiso proviene de la idea de perder la independencia que tanto valoramos.

Pero, ¿qué pasa si te digo que puedes mantener tu independencia incluso estando comprometido?

El secreto está en el equilibrio.

Sí, un compromiso implica compartir tu vida con alguien más, pero eso no significa que debas renunciar a tus propios intereses, pasatiempos o amistades.

Una relación saludable respeta y valora la individualidad de cada uno.

Para mí, fue un proceso de aprendizaje.

Tuve que entender que mi pareja no quería controlar mi vida, sino compartir la suya conmigo. Y una vez que lo entendí, mi miedo al compromiso comenzó a desaparecer.

Acepta que el miedo es parte de la vida

Otra cosa que he aprendido a lo largo de mi vida es que el miedo es una parte natural e inevitable de la experiencia humana.

Todos tenemos miedos, y eso está bien.

Lo que importa es cómo manejamos esos miedos. Debes elegir si dejas que tus miedos tomen el volante o si les asignas un lugar de acompañante. Está bien que estén allí para mostrarte posibles alertas, pero no para tomar el control de todo. 

En mi caso, mi miedo al compromiso fue algo con lo que luché durante mucho tiempo. Pero en lugar de verlo como un defecto o algo de lo que debía avergonzarme, comencé a aceptarlo como una parte de mí.

Eso no significa que dejé que el miedo controlara mi vida. Al contrario, aceptarlo me permitió enfrentarlo más directamente y trabajar activamente para superarlo.

Acepta tu miedo al compromiso, pero no lo dejes definirte.

Ten paciencia y compasión contigo mismo

Superar un miedo, especialmente uno tan arraigado como el miedo al compromiso, no es algo que suceda de la noche a la mañana.

Requiere paciencia y compasión contigo misma.

Es muy normal e incluso está bien tener días difíciles o momentos de duda.

No te castigues por tener estos sentimientos. En lugar de eso, trátate con la misma amabilidad y comprensión que le darías a un amigo en una situación similar. 

Con el tiempo, encontrarás que esta actitud de paciencia y compasión hacia ti mismo puede ayudarte a manejar mejor tu miedo y evitar generarte tanta frustración. 

Crea un plan de acción

Finalmente, el último paso útil para superar el miedo al compromiso, es crear un plan de acción personalizado.

Debe ser un plan sincero y con el que te sientas cómodo, y debería incluir estrategias específicas para manejar tu miedo.

Sé que suena un poco raro, escribir una estrategia para superar un miedo. Pero permítete ser creativo, verás como el hecho de  ponerte a trabajar en ello ya será el principio del cambio.

Por ejemplo, podrías comenzar estableciendo metas pequeñas y manejables, como abrirte a la posibilidad de una relación seria o hablar de tus miedos con un amigo de confianza.

A medida que te sientas más cómodo, puedes ir estableciendo metas más grandes.

Siempre debes avanzar a tu propio ritmo, no existe la velocidad correcta.

No importa cuánto tiempo te tome superar tu miedo al compromiso, lo importante es que estás dando los pasos necesarios para enfrentarlo.

La decisión es tuya y sólo tuya

Finalmente, pero no menos importante, quiero remarcar que la decisión de comprometerte es exclusivamente tuya.

No puedes permitir que la sociedad, tu pareja o tus amigos te presionen para tomar una decisión que no estás lista para tomar.

Si bien el miedo al compromiso puede ser un obstáculo en tu camino hacia una relación más gratificante y profunda, debes saber  que cada uno de nosotros tiene su propio ritmo y está bien si el tuyo es más lento.

Con el tiempo, he aprendido que es mejor tomarse el tiempo para resolver tus miedos antes de comprometerte que saltar a una relación sin estar completamente segura.

Al final del día, lo más importante es que te sientas cómodo con tu decisión y que tu corazón te diga que es lo mejor para ti.

Suscríbete para recibir más contenido como este por correo electrónico

Te enviaremos nuestros últimos artículos por correo electrónico. Puedes darte de baja fácilmente en cualquier momento.

Pamela Kirchheimer

Pamela Kirchheimer

Pamela Kirchheimer, creadora de Amate y Ama, ha impactado a millones con sus artículos a lo largo de los últimos años. Fundó este proyecto con el objetivo primordial de guiar a las personas hacia una comprensión más rica del amor, tanto para con ellos mismos como para con los demás. Su estilo de vida nómada le ha permitido vivir en diferentes rincones del mundo, brindándole una perspectiva enriquecida sobre cómo diversas culturas perciben y viven el amor y las relaciones. Esta amplia experiencia multicultural, sumada a su formación especializada en Coaching de relaciones, Desarrollo Personal, Profesional y Crecimiento Espiritual, forja su enfoque distintivo y holístico sobre el amor y las relaciones. Por consultas o de colaboraciones, puedes contactarla en k_pame@hotmail.com.

Related articles

Most read articles

Recibe nuestros artículos

Los últimos artículos con temas de actualidad, recursos y notas de interés, enviados directamente a tu casilla.