5 razones por las que un hombre desaparece pero sigue mirando tus historias

En ocasiones incluimos productos que creemos son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los links de esta página, podríamos ganar una pequeña comisión.

¿Has estado saliendo con un chico por un tiempo? Podría haber sido un par de semanas o quizás un poco más.

Y justo cuando pensabas que empezaban a conocerse mejor, ha desaparecido.

Ahora, lo que más te molesta, es que por alguna razón no deja de stalkear tus historias en redes sociales. ¿Qué es lo que quiere entonces?

En realidad la primer respuesta que podrías pensar es que no está más interesado en ti y sólo se esté entreteniendo con las historias de Instagram. Y es posible que estés en lo cierto. 

Así que continua leyendo porque iremos más profundo en este artículo. 

No hace falta que te diga que esto, lamentablemente, es algo muy frecuente hoy en día. 

Todas hemos pasado por el deseo de entender qué pasa por la cabeza de ese chico que desaparece pero aún quiere saber de ti. 

Así que, para sacarte de dudas y darte un poco de paz mental, aquí te presento las 5 razones más comunes de por qué un hombre desaparece del mapa, pero no puede evitar ser un fiel espectador de tus historias.

5 razones por las que un hombre desaparece pero sigue mirando tus historias

porque un hombre desaparece pero sigue mirando mis historias

Aún hay una pequeña atracción

Si él sigue mirando tus historias después de haber desaparecido es por que todavía hay algo.

Aún queda una pequeña parte de él que desearía acostarse contigo, pero en realidad no quiere saber nada más. 

Puede sonar duro, pero esa pequeña atracción que siente, no es suficiente para contrarrestar el hecho de que no quiere seguir avanzando en algo contigo. 

Él se entretiene simplemente con la idea de ti, mirando qué haces y lo que publicas en redes.

Si fuera de otra forma, él te escribiría. Hay una razón más fuerte para que no lo haga. 

El algoritmo de Instagram

Y esto lo comprobarás al mirar las historias tú misma. Instagram te muestra ciertas hitorias o publicaciones en base a un algoritmo y lo que entiende que te interesa. 

Entonces probablemente si has estado mirando sus historias durante un mes, ahora seguirá mostrándotelas, aunque no quieras saber nada más de él. 

Y es exactamente lo mismo lo que sucede con él. 

Le da click a la primer historia sugerida y luego automáticamente Instagram le muestra la tuya. 

No es que aún le intereses, simplemente el algoritmo está haciendo su trabajo. Seguramente en un tiempo él deje de mirarlas. 

Temor al compromiso, pero curiosidad intacta

No es ningún secreto que algunas personas temen al compromiso. 

Puede ser que este chico haya sentido que las cosas avanzaban a un ritmo más rápido de lo que estaba dispuesto a manejar. 

Sin embargo, esa preocupación por comprometerse o definir la relación no extingue su curiosidad por saber lo que estás haciendo.

La ventaja de las redes sociales es que te permiten mantener una ventana hacia la vida de alguien sin tener que estar realmente presente. 

Es la forma perfecta para quienes buscan mantener cierta distancia, pero no pueden resistir la tentación de echar un vistazo.

En cierto modo, es su manera de tener lo mejor de ambos mundos: se mantiene alejado del compromiso, pero sigue siendo parte del espectáculo de tus actualizaciones diarias. 

Por desgracia, este comportamiento puede resultar confuso y hasta doloroso para ti, por lo que es importante que pienses si aún quieres dejarlo tener ese acceso. 

La neurociencia detrás del stalkeo

Podría sorprenderte saber que hay una base científica detrás de este comportamiento. 

Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, compartir información sobre uno mismo y, en este caso, ver la vida de los demás, activa el mismo centro de placer en el cerebro que se relaciona con la comida, el dinero y el sexo. 

Es por eso que stalkear a alguien en redes sociales puede ser tan adictivo. 

Al mirar tus historias, él podría estar obteniendo una especie de “subidón” cerebral, una descarga de dopamina, que es la hormona del placer. 

Es una forma de satisfacción instantánea, sin compromiso. Así que, aunque puede no estar interesado en reavivar una relación contigo, su cerebro podría estar buscando esa pequeña dosis de placer al ver tus actualizaciones.

Está manteniendo sus opciones abiertas

Vivimos la era de las infinitas oportunidades amorosas. Todo “gracias” a las apps de citas y las redes sociales, donde muchos optan por mantener sus opciones abiertas. 

Es posible que ya hayas escuchado la palabra “FOMO” (Fear Of Missing Out), que se refiere al miedo a perderse algo, en este caso, una posible relación o aventura romántica. 

Aunque él haya decidido alejarse por ahora, no descarta completamente la idea de que en el futuro las circunstancias puedan cambiar. 

Al mirar tus historias, se mantiene al tanto de los cambios en tu vida: ¿Estás saliendo con alguien nuevo? ¿Viajaste a algún lugar interesante? 

Esa “vigilancia” le permite, en cierto modo, tener un pie en la puerta, por si alguna vez decide regresar. 

Si lo piensas, es un enfoque bastante egoísta, porque mantiene a la otra persona en una especie de “limbo emocional.” Así que piénsalo un momento, ¿realmente crees que vale la pena un chico que se comporta así contigo? No te conformes con tan poco. Te aseguro que mereces más y puedes encontrarlo. 

¿Qué debo hacer si un hombre desapareció y sigue mirando mis historias?

En mi opinión lo primero que debes hacer, si las cosas terminaron repentinamente y él se desvaneció sin dar explicaciones es: bloquearlo.

Después de que un hombre se comporta de una forma poco madura contigo, y te daña, debería perder el acceso a tus redes y cualquier información tuya. ¿No crees?

Además alejándote podrás comprobar si queda algún interés de su parte o si para él todo ha terminado. 

Puede resultar difícil si a ti aún te gusta, pero lo cierto es que su actitud demuestra que él no te valora lo suficiente. 

Tanto es así que ni siquiera ha querido tomarse el tiempo de decirte cómo se siente o lo que no siente y porque ha preferido dejar de hablarte. 

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es recuperar tu vida y dejarlo atrás. 

Deja de obsesionarte con estado en línea y si mira o no mira tus historias. Pregúntate por qué lo haces y si realmente vale la pena. 

La forma más fácil de avanzar hacia tu amor propio y felicidad es bloqueándolo. 

Si sientes que es demasiado y no puedes hacerlo aún, prueba enviándole un último mensaje preguntando qué ha sucedido. Y si aún no responde, ya sabes lo que tienes que hacer. 

Suscríbete para recibir más contenido como este por correo electrónico

Te enviaremos nuestros últimos artículos por correo electrónico. Puedes darte de baja fácilmente en cualquier momento.

0 comentarios

No hay comentarios en esta publicación

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados. Los campos obligatorios están marcados con *.

Pamela Kirchheimer

Pamela Kirchheimer

Pamela Kirchheimer, creadora de Amate y Ama, ha impactado a millones con sus artículos a lo largo de los últimos años. Fundó este proyecto con el objetivo primordial de guiar a las personas hacia una comprensión más rica del amor, tanto para con ellos mismos como para con los demás. Su estilo de vida nómada le ha permitido vivir en diferentes rincones del mundo, brindándole una perspectiva enriquecida sobre cómo diversas culturas perciben y viven el amor y las relaciones. Esta amplia experiencia multicultural, sumada a su formación especializada en Coaching de relaciones, Desarrollo Personal, Profesional y Crecimiento Espiritual, forja su enfoque distintivo y holístico sobre el amor y las relaciones. Por consultas o de colaboraciones, puedes contactarla en k_pame@hotmail.com.

Related articles

Most read articles

Recibe nuestros artículos

Los últimos artículos con temas de actualidad, recursos y notas de interés, enviados directamente a tu casilla.